Inicio » Mediación

La Mediación

Benno Bühler es Mediador para derecho civil, familiar y mercantil. Inscrito en el Registro del Ministerio de Justicia en Madrid.

La Mediación es una alternativa para resolver conflictos de una manera amistosa, evitando el litigio ante un Juzgado. Uno de los campos más conflictivos es todo el proceso de la obra, por los conflictos de intereses naturales que sobrevienen y las numerosas personas implicadas directa o indirectamente. Construir su propia casa es para casi todos la inversión más grande de su vida y la obligación de tener que cooperar con los diferentes participados en la obra es compleja. Por una parte está el cliente y la Dirección Facultativa que le representa y por otra la obligación de cumplir con la normativa (que aumenta considerablemente el presupuesto), la constructora y subcontratistas, los trabajadores y la administración local y estatal.

Lo más conflictivo en el campo de la obra es la facturación (Certificaciones), los desperfectos en obra no subsanados o mal subsanados, falta de documentación, errores, presupuestos que aumentan (teniendo un contrato de “Precio Cerrado”), el no cumplimiento de acuerdos contractuales (se entrega otras calidades que las pactadas), el no cumplimiento de la fecha de terminación de obra. A menudo es difícil (¡incluso para nosotros que formamos parte del gremio!) determinar quién de las partes tiene razón y esta dificultad colapsa a más de un juzgado.

La Mediación no pretende competir con los juzgados. Más bien se trata de facilitarles la tarea y de abaratar los costes judiciales. Los juzgados europeos se encuentran desbordados y no pueden con tantos expedientes. La Mediación se basa en un sistema democrático, en el diálogo individual y social y en el respeto, tratando de encontrar un consenso en asuntos de menor cuantía. El mediador no dicta sentencias, ni es el encargado de buscar tratos de arbitraje: tiene como objetivo fundamental fomentar el diálogo y buscar consenso. Los beneficios de una mediación exitosa son obvios: La tramitación es ágil, cuesta menos que un juicio y el conflicto se trata entre las partes implicadas de manera “privada”, sin exteriorizar el conflicto al público (Juicio) y a la vez ahorra un trabajo considerable a los juzgados sobresaturados.

La mediación es aún poco conocida en Europa y en España más concretamente y a pesar de esto, le veo un gran futuro. Hoy día, si necesitamos demandar a un cliente por una cuantía menor, importes inferiores a 1.500 €, ¡las cifras no van a cuadrar!, necesitamos encargar un abogado, procurador, incluso tenemos que pagar una tasa al juzgado. Pero lo peor es la espera: A menudo pasan años hasta la celebración del Juicio, después se tardan meses en conocerse el fallo, y cobrar los importes. La mediación pretende ser una buena alternativa: La idea es sentar a las partes enfrentadas a la mesa y moderar la negociación. El Mediador no dictamina, ni es un Juez de Arbitraje, para eso están los Juzgados. El Mediador “media”, dirige la charla a un camino amistoso, para que la parte contraria comprenda las razones de la otra parte también. Al final: todos los que nos peleamos, tenemos alguna razón ¿cierto?

La UE es consciente de la sobresaturación de los Juzgados y ha definido en la directiva 2008/52/EG los requerimientos que introduzcan en los países miembros de la UE, la mediación como herramienta a fomentar. Y lo que hoy parece muy moderno, tiene una antigüedad de casi 2.000 años, ya que la Mediación fue inventada para “mediar entre Dios y la humanidad” (dei et hominum), que se puede ver en los principios del cristianismo. En varios países, la Mediación es ya obligatorio para cuantías menores, como por ejemplo en Suiza: Sin un intento de mediación, la demanda no será aceptada en ningún juzgado. Es de desear que los demás países también emprendan este camino. En Suiza tienen buena experiencia con este sistema: Los Juzgados tienen menos tiempo de espera, ya que el 60% aproximadamente de los enfrentamientos se resuelve con la Mediación. En España, al igual que en la mayoría de los países de la UE, sigue siendo voluntaria la Mediación, si bien cada vez más juzgados remiten el tema al Mediador cuando lo estimen oportuno. Hable con nosotros, si tiene un conflicto que parece resolverse únicamente ante los Juzgados: Tal vez, con nuestra mediación, pueda resolverse.